sábado, 5 de junio de 2010

MATAR AL CABALLO





KILLING THE HORSE


¿Sabes? Lo quería. Nadie puede decir
que no quisiera a ese animal.
Pero a veces, hay que matar al caballo,
talar el árbol, enterrar al perro.

Las cosas no siempre salen como uno espera.
La vida es retorcida como un sarmiento.
A veces ganas el primer premio
y otras, tienes que matar al caballo.

Hay despedidas que suenan como un disparo
Hay palabras que uno no quiere pronunciar;
pero no se puede volver la cabeza
y fingir que no tienes nada pendiente.

Llegaste aquí con aire valiente,
bebiste lo que había, cantaste a compás,
cuando empiece a amanecer no es el momento
de salir por la ventana.

Tienes que matar al caballo,
tienes que ser leal,
querer a alguien puede ser apretar el gatillo,
que te quieran puede dolerte tanto o más.

En el frío aire de la mañana
uno se pregunta ¿qué anda mal?
¿qué hace que algo bueno termine haciendo daño?
¿qué hace de un disparo un acto de amor?

Ojalá alguien te diga, allá donde estés,
que espero que seas feliz y que estés bien.
Decirte adiós fue como tener hielo entre los dientes,
pero no tenía las palabras que querías oir.

Un día tal vez nos encontremos y, riendo,
recordemos que una vez paseábamos
sobre un caballo que empezó a cojear.
Que fueron días buenos hasta que fuimos tropezando
Que fue mejor bajarse antes de que empezara a sufrir de verdad.

¿Sabes? Nadie
podrá decir que no quise a ese animal,
pero a veces, hay que matar al caballo,
hacer lo que es justo, no engañar a nadie.

Quedarse a solas con sangre en las manos.



Andres Malpaso. Sept-2009

1 comentario:

LustySuccubus dijo...

"Killing the horse"... yo soy más de "Killing the dragon"