viernes, 30 de abril de 2010

Menos mal que el corazón aún se conmueve.



LA Bella Varsovia ha vuelto a editar un libro precioso: "El año que murió Jean Genet" de María González. A los que nos quejamos de más de la mitad de la poesía que se escribe o recita hoy por hoy, no podemos más que alegrarnos de un libro que nos reconcilia con el arte de hacer versos.
María escribe con esa suavidad que hace que brote un hilillo de sangre, con esa suavidad de canto de hoja de papel que no descubres que te ha cortado hasta que te mojas la mano y te escuece.
No conozco a nadie que escriba como María, con su sensibilidad para describir momentos e instantes.

Esta tarde 30 de Abril, se presenta el libro en la Librería Luque de Córdoba a las 8'15. Andaremos por allí.

Os dejamos con una preciosidad de poema de María, de los que conmueven al corazón, paradójicamente.


QUÉ PENA QUE EL CORAZÓN NO SE CONMUEVA…
los labios se sequen y las manos se endurezcan.

Los amantes, no se aman si al sentirse,
miran más la piel que sus ojos.
Los amantes no se aman,
pero quizás les gustaría.

Qué pena que el corazón ya no se conmueva…




El Sr. Malpaso y la Sta. Gonzalez, hace unos añitos ¡Que jóvenes!

2 comentarios:

Maria dijo...

Te como! Esa foto la echó mi padre no??
Fue el día de la presentación de tiempo extraños para ti ^^

:D

María Mercromina dijo...

Pero mira que dos!
Jesús yo que tú no exhibiría en público que sabes bailar música latinoamericana, como te vea la tigresa del oriente te ficha jajaja