jueves, 8 de abril de 2010

Alfred Whalbergstone, la república del verso.

.


El sabado 10 de Abril, a las 11:00 de la noche, dentro del marco de Cósmopoética, recital de poesía "Las Variaciones Whalbergstone" con textos de Jesus Fernandez sobre un poema de Alfred Whalbergstone e ilustraciones de Alicia Gomez.

Para los que no lo conozcan os dejamos una pequeña biografía de Alfred Whalbergstone, y uno de sus poemas, sobre el que gira el recital.




“Todas las piedras sueñan con volar…”
(El sueño de la piedra. Alfred Whalbergstone 1909)

ALFRED WHALBERGSTONE: UN HOMBRE, UN VERSO

"La obra de Alfred Whalbergstone ha sido casi completamente desconocida hasta bien entrado el siglo. Esto se debe a que no publicó casi nada en vida, y el grueso de su poética se quemó en el incendio de su casa en Appleshire (Nueva Inglaterra).
De familia calvinista, Whalbergstone regentaba un negocio de productos ultramarinos en Brooktown (Pennsylvania), hasta que una relación inconveniente con su prima le hizo trasladarse a Appleshire.
Es precisamente gracias a su prima Licia que conservamos su único libro: “Una roca dejada en la orilla” que le fue enviado en secreto por Whalbergstone y del que hizo una modesta tirada de 100 ejemplares a la muerte de éste.
El libro no fue difundido ampliamente, sin embargo, hasta que en los años sesenta, el movimiento contracultural de La Troupe en Los Angeles, formado por los poetas Martin Walsh, Lawrence Hendershot, Fria H. Bear, y el jefe indio Frank “Snowhill” Maltese, reivindicaron su figura e hicieron de su verso más conocido (“todas las piedras sueñan con volar”) una seña de identidad que recitaban al final de sus actuaciones.

Aunque sólo se ha conservado “Una roca dejada en la orilla” contamos con numerosas citas de Whalbergstone a través del libro biográfico de su prima Licia Pennbride, titulado: “Una roca desenterrada. La otra vida de Alfred Whalbergstone”.

Escéptico ante la democracia, Whalbergstone, proclamaba la validez de la máxima: “un hombre, un verso” y entendía la poesía como un microcosmos en el que cada verso es independiente del anterior, pero en el que todos forman un todo complejo que es el poema.
Citando el libro de Pennbride“...así es la vida, en la que todos los hombres son distintos entre sí, pero todos juntos forman el mundo”.

Este ideario poético-vital, tuvo muy buena recepción entre la gente de la Troupe, que planteaban el mundo y el hecho literario como un todo unitario en el que la comunicación intentaba llevarse desde la mera transmisión de información verbal hasta la supresión total de palabras, la empatía.
En la idea de la poesía empática, tanto como en la supresión del lenguaje, anida la idea whalbergstoniana del camino hacia lo imposible.
“El sueño de hoy, es la realidad de mañana” -decía el poeta Martin Walsh.
En palabras del propio Whalbergstone: “La confianza en lo improbable es el sustrato mismo de la Esperanza.” y la absoluta improbabilidad de que una piedra pueda llegar a volar define la esperanza absoluta.
La fe en el Futuro."



El Sueño de la piedra
(para Licia)

Nos arrojan al mundo como piedras que se desprenden de la montaña
y rebotamos, rebotamos, rebotamos ladera abajo.

Lanzamos piedras al aire esperando que no caigan.

Ninguna piedra ha odiado ni amado a nadie.

Rózame el corazón, amor,
vuélveme joven,

(Pero está bien
sólo tienes que agitar los brazos
más fuerte

como un niño que aún no tiene cicatrices
como una mujer que no conoce el amor.

No siente, no respira,
tiene el pulso pétreo del sílice)

Al final, una piedra dirá quién fuiste, dónde naciste.

Al final, todas las piedras sueñan con volar.

(Alfred Whalbergstone)




Esto y muchas más cosas será lo que encontreis el sábado, incluyendo los versos de la Sta. Verónica Moreno y las imagenes de la fotográfa Sofia Siesta.


Recordad:

"Variaciones Whalbergstone"
Sabado 10 de Abril a las 23'00 h,
Taberna La Espiga
C/ San Pablo 4
14002 Córdoba

Textos de Jesus Fernandez
Ilustraciones de Alicia Gomez.

2 comentarios:

osquicar dijo...

Grande Whalbergstone!!

María Mercromina dijo...

Salió genial Jesús! Encantada de conocerte¡ A ver si nos vemos por Granada este finde un muuuua.
María